Hoy os hablamos de Blockchain aunque, esta vez, será nuestro compañero Fernando La Chica, especialista en Odoo el que nos hable de ello. 

En este artículo nos comenta como Blockchain puede significar un cambio al igual que supuso Internet en sus comienzos. Sin más introducción, os dejamos con el artículo que esperemos os guste. 

Blockchain para la empresa: ¿Una oportunidad o solo humo?

Antes de adentrarme en este análisis debo decir que soy un recién llegado a esta tecnología. Seguramente pueda cometer algún error de precisión. Tómese este artículo como la opinión de un profano en la materia que pretende dejar de serlo.

Con el surgimiento de Internet, la sociedad se interconectó, las comunicaciones revolucionaron el panorama social, la mensajería instantánea, las redes sociales o los smartphones son resultados de una evolución de esta herramienta. Su principal objetivo: comunicar ordenadores a larga distancia. Esos son algunos de los resultados, pero el debate filosófico que ha de guiar la evolución de la herramienta aún sigue ahí, y algunas de las preguntas que más se relacionan con la blockchain son las siguientes: ¿Por qué hemos de confiar en una empresa que opere en Internet?¿Por qué si meto mi cuenta bancaria no me van a hacer cargos indebidos?¿Por qué he de confiar en esa noticia que alguien publicó en su blog?

Como se puede observar, Internet ha traído muchos avances pero aún queda camino por andar. Blockchain está llamada a ser un método más que cambie nuestra forma de relacionarnos. Si Internet cambió la forma de comunicarnos, blockchain promete cambiar la manera en la que se genera la confianza.

La volatilidad de los mercados financieros, la desconfianza que generan algunas multinacionales, las farmacéuticas, la alimentación o incluso el sector textil con sus conocidas marcas, pueden ser puestas en duda. ¿Por qué confiamos en que si compramos una prenda de ropa de determinada marca, confiamos en que es original, está fabricada con materia prima de alta calidad y han empleado a trabajadores con unos derechos sociales adecuados? Estas no son cuestiones menores. De hecho, nuestra sociedad sufre una crisis de confianza. Si te interesa este debate filosófico y te apetece un análisis más profundo y especializado, David Pastor Vico en La soledad de los pájaros disecciona muy bien el tema.

No sé si finalmente blockchain conseguirá mejorar los métodos que las sociedades humanas necesitan para forjar y ganarse la confianza. Si servirá para que se creen esos clanes que protegen al individuo de esa soledad aniquilante. Ojalá consigamos escribir esa Killer App que como el correo electrónico sustituyó al correo postal revolucionando así nuestra sociedad. De lo que sí estoy convencido es de la necesidad de ella. Pero tengo mis dudas. He visto una y mil veces como los humanos optamos por alternativas inadecuadas teniendo las verdaderamente necesarias al alcance de la mano.

Con la llegada de este siglo nos hemos vuelto muy impacientes. Pretendemos conquistar grandes retos en muy poco espacio de tiempo. Pero esta no es buena estrategia. Es verdad que en este tiempo han surgido gran cantidad de cambios, pero cada uno de ellos se siguen cociendo a fuego lento. ¿Estamos tan poco acostumbrados a ver un buen puchero que no distinguimos el vapor de la cocción del humo de los efectos especiales de la industria del marketing?

Supongo que también tengo esa crisis de confianza, aunque he de reconocer que tengo cierta ilusión. Hay bastantes marcas trabajando en esta historia. Desde multinacionales de la banca hasta pequeñas Startup especializadas en el tema. Una diversidad muy grande de empresas y sectores trabajando en esto del blockchain. Esa esperanza es la que me empuja a estar todo el rato dándole vueltas a este asunto y con la que he conseguido involucrar ya alguna gente.

Si te apetece continuar esta historia mantengamos el contacto. Estaría encantado de poder continuar con este debate.

¡Salud, fuerza y alegría!

Hasta aquí este gran artículo que será el primero de una serie. Como siempre, podéis contactar con nosotros haciendo clic aquí.