¿Necesita una PYME marketing de contenidos?

La respuesta es sí.

Estamos acostumbrados a ver a las grandes multinacionales crear, gracias a sus muchos recursos, una gran estrategia de marketing de contenidos. 

Esto hace que muchas pequeñas y medianas empresas sientan que esto del marketing de contenidos no va con ellos. 

Pero, si piensas que el marketing de contenidos es publicar algo en las redes sociales, te explicaremos que es algo más que una simple estrategia y muchas palabras. 

El marketing de contenidos es una estrategia a largo plazo que utiliza el contenido elegido para crear una relación más fuerte con tu audiencia, atrapar su atención o mejorar la interacción. 

Y en contra de lo que muchos creen, el marketing de contenidos no necesita de una gran inversión y, para el beneficio de tu empresa, puede reportarte mucho más que invirtiendo de una forma constante en publicidad. 

Aunque es cierto que cuando se trata de estrategia de contenido, surgen muchas dudas al respecto, y eso es precisamente lo que queremos con este post, que lo tengas más claro una vez lo leas. 

Una de las mayores dudas que surgen es que cuando tenemos conocimiento sobre un sector en concreto, pensamos que podemos llevar la estrategia de contenidos sin problema alguno. La experiencia, el conocer los proveedores o el conocimiento en sí de un producto, nos brinda la oportunidad de poder hablar libremente sabiendo que tenemos el control. 

El problema recae no en el conocimiento del sector, sino en el conocimiento del medio que utilizaremos. 

Por ejemplo, una empresaria cuyo sector profesional es la venta de zapatillas de deporte. Abre perfiles en las redes sociales y crea un blog dónde empieza a escribir sobre sus productos. Hasta aquí bien pero, ¿utiliza las palabras clave adecuadas? ¿tiene alguna estrategia de crisis? ¿qué haría si comienzan a llegarle trolls? 

Y aquí es cuando llega el problema serio. La persona se pone nerviosa, no sabe responder, borra posts que quizás no han agradado a todo el mundo o no sabe como actuar ante situaciones engorrosas. Y esto es en cuanto al público, si nos centramos en el SEO, analítica, etc., la cosa se va poniendo más seria. 

Esto no quiere decir que un experto en un producto no pueda dedicarse al marketing de contenidos de su negocio, siempre y cuando entienda el medio, la técnica y el lenguaje que va a utilizar.

Otra de las dudas que suelen surgir es si hacer marketing de contenidos o publicidad. 

Pues puedes quedarte tranquilo, porque el dejar esta responsabilidad a un especialista cuesta un 62% menos que hacer publicidad y multiplica por 3 la cantidad de usuarios que llegan a nuestra web o e-commerce. 

Además te otorgará la tranquilidad de sentir que tu negocio de cara a la galería estará controlado.

Olvídate de informar 24/7, solo conseguirás que se cansen. 

El marketing de contenidos te permite ofrecer un valor importante más allá de tus productos, lo que les da a los clientes más razones para prestarte atención, eso sí, no los canses publicando constantemente o abandonarán. 

En definitiva, tenga el tamaño que tenga tu empresa, necesitas del contenido para atraer usuarios y por consiguiente, aumentar tus ventas. 

En estos casos no importa tanto el saber más como el saber hacerlo. 

Y si tienes cualquier duda, estamos aquí para resolverla.